Local

Dios nos ha dado un propósito para vivir y podemos confiar que Él nos guiará.

La historia del comienzo de la iglesia de Hialeah se remonta al año 1958 cuando en diciembre de ese año fue fundada la primera iglesia hispana en Miami, la cual para el año 1960 se reunía en el salón social de la iglesia “Miami Temple”, el edificio de la actual Iglesia Central de Miami, siendo su feligresía de 40 a 50 miembros. La iglesia fue creciendo y algunos años después lograron alquilar un edificio de iglesia en la calle 4 y la avenida 4 del noroeste de Miami con el pastor Hermes Méndez y más tarde el pastor Ernesto Santos.

En 1969 llegó el pastor Eradio Alonso, quien venía de Cuba después de pasar un tiempo en España, y comenzó a trabajar como ayudante en la iglesia de Miami. Dos de los ancianos de la iglesia eran los hermanos Ismael Cruz y Emilio Girado quienes, al igual que un grupo de unas 45 personas, vivían en Hialeah. El pastor Méndez propuso que se abriera obra en Hialeah, para lo cual invitaron al pastor Carlos Aeschliman para tener unas conferencias, al final de las cuales se bautizó un matrimonio, y junto con el grupo de hermanos antes mencionados, quedó organizada la iglesia de Hialeah el 19 de octubre de 1969, con el pastor Eradio Alonso al frente de la misma y teniendo como lugar de reunión el auditorio del Hospital de Hialeah. A los pocos meses de quedar organizada la iglesia, se les dijo que no podían seguir reuniéndose en al auditorio del hospital y quedaron literalmente “con el púlpito a cuestas”, llevándolo en el maletero del automóvil del pastor Alonso. Unos hermanos que vivían en la calle 42 y LeJeune Road ofrecieron su casa, donde estuvieron reuniéndose por un tiempo y después alquilaron el auditorio de la escuela elemental Flamingo.

A pesar de los inconvenientes de no tener un lugar fijo donde reunirse, la feligresía iba en aumento, de los 46 miembros con los que fue organizada en octubre de 1969, para diciembre de ese mismo año ya eran 66, en marzo de 1970 aumentó a 81, para junio eran 94 miembros bautizados (sin contar niños y visitas) y para septiembre de 1970 la feligresía llegaba a 102 miembros. Todavía se reunían en el auditorio de la escuela Flamingo y allí estuvieron hasta finales de 1970 o principios del año 1971, cuando pudieron alquilar la iglesia “Church of God” en la 15 calle y la primera avenida del Este.

En el año 1973 este local fue comprado por la naciente iglesia y comenzaron la labor de reconstrucción, convirtiéndose en el Templo Adventista de la ciudad de Hialeah.

Entre los ministros que han pastoreado esta congregación están: Eradio Alonso, Ronald Aguilera, Emilio Ruiz, Eddy Romero, Erwin Hise, Orlando López, Demetrio Hernández y Pr. Efrain Duany Jr. La labor de estos pastores ha sido bendecida con la ayuda de pastores asociados, que también han puesto todos sus dones y empeño en llevar a cabo el desarrollo y funcionamiento de la iglesia, entre ellos están: Germán Moreno, Alex Piñilla, Idalberto Torres, Kendall Turcios, Orlando López Jr., Mike Monroe, Allan Machado, Rolando Morgado.

El crecimiento de la iglesia, no se debe solamente a un simple accidente demográfico, debido a los muchos hermanos que han emigrado de sus países, ni al éxito que han tenido las campañas evangelisticas. No, es un acto que demuestra el poder de Dios, y que la bendición de su promesa se cumple, si hacemos nuestra parte. Es por eso que en el año 2005, la iglesia de Hialeah, contaba con 900 miembros en su feligresía. Pero nuevamente, en octubre del año 2005 se tuvo que enfrentar a un nuevo desafío, el Huracán Wilma, derrumbó parte del templo. Nos vemos en medio de nuevos retos. El viejo templo fue demolido y comenzamos nuevamente con el proyecto de construir  un mejor lugar donde adorar. Creemos que el Señor guía nuestra iglesia y todo lo que pasa ayuda para bien.

Sin embargo “creer” es más que una reflexión intelectual de que Jesús está al control. Significa depositar nuestra confianza en Él. Es poner a Cristo al frente de nuestros planes presentes y futuros y repasar cómo a través del tiempo Él ha guiado el surgimiento y desarrollo de esta iglesia.  Sus creyentes están seguros de que el que empezó la buena obra la perfeccionará, y con esa esperanza la Iglesia Adventista de Hialeah avanza con fe, confiando en el cuidado de Dios. Tenemos por delante una inmensa tarea, pero esta obra nos capacitará para ser mejores cristianos y mejores misioneros llevando adelante la maravillosa tarea de salvar a otros.

Adventist Giving

Adventist Giving es un sistema online administrado por la División Norteamericana de la Iglesia Adventista, la que permite el pago de tus diezmos online con tarjeta de crédito o débito.
Para usar este sistema, debes registrate la primera vez.